25 Mayo 2017
RSS Facebook Twitter 

¡Nada para nadie! Toluca y Chivas igualan en el infierno

Escrito por 
Vota este articulo
(0 Votos)

 

Intercambio de golpes, dominios alternos e igualdad hasta en los goles, Chivas sacó una buena renta de su visita a La Bombonera, ya que el empate 1-1 pone el destino en sus manos y hasta una mínima ventaja por el gol de visitante para el partido de vuelta.

Pizarro puso a soñar al Rebaño, más Uribe dijo que nada estaba decidido, por lo que hasta el domingo en Guadalajara se definirá al primer finalista del Clausura 2017 en un choque que promete ser igual de parejo que el de anoche.

El infierno no ardió lo suficiente para quemar a unas Chivas que salieron vivas, con el ánimo por las nubes y la sensación de que una nueva final en su historia se acerca.

Tarde nublada, con lluvia, lejos del calor que se esperaba en la casa del Diablo. El pueblo rojo se dio cita en las gradas para exigirles a sus jugadores el pase a la Final para poder festejar su Centenario con un título, y ellos respondieron con agresividad sobre el campo al inicio de las acciones, aunque poco pudieron conseguir y de a poco se apagaron.

El principio del encuentro estuvo acompañado de un vendaval rojo. Sambueza, Hauche y compañía se encargaron de darle vértigo a unos Choriceros dispuestos a no repetir los mismos errores del sábado pasado. Pero con todo y esto, lo más cerca que estuvieron de abrir el marcador fue en un remate de cabeza de Uribe con el que mandó a guardar la de gajos, pero para infortunio suyo y de la feligresía escarlata, estaba en fuera de lugar. Todo permaneció igual.

Conforme avanzaron los minutos, Chivas niveló. No llevaba prisa pues aprendió que estas series son de 180 minutos, así que manejó todo a su conveniencia. Las insinuaciones del Rebaño, que ayer vistió de azul, se tornaron cada vez más peligrosas, principalmente cuando Néstor Calderón hizo mote a su apodo, y como un avión, voló por la banda izquierda para meter un servicio que hizo que Carlos Fierro se saboreara la llegada del balón a donde el cerraría la pinza, mas no sería capaz de darle dirección de portería a su barrida, por lo que Talavera se revolvió para atrapar la bala blanca.

El esférico ya había decidido con quien pasaría el resto del primer tiempo. Guadalajara lo monopolizó y no se lo prestó más a su rival. Por si fuera poco, sus embates tomaron frecuencia y advirtieron que podían ser certeros. Tal y como lo intentó Orbelín Pineda en la agonía del primer tiempo con un remate de cabeza que amenazaba con escabullirse por la base del poste, pero Tala una vez más dijo que no y la mandó por un costado.

Con los ánimos calientes y reclamos entre ambos cuerpos técnicos, ambos clubes se fueron al descanso, dejando la sensación de que se guardaron las emociones para el complemento.

A sabiendas de la importancia de marcar un gol de visitante, el “Pelado” Almeyda mandó a la cancha a dos de sus piezas recientemente recuperadas; Rodolfo Pizarro y Ángel Zaldivar, quien en conjunto con la “Chofis” López, recibieron la misión de inclinar la balanza del lado tapatío.

La paridad reinó en la segunda mitad. Si bien, Cota tuvo un par de intervenciones atinadas, su meta nunca estuvo realmente comprometida. Esto mientras Chivas bajó considerablemente la intensidad, con todo y sus movimientos. Parecía que nadie quería regalar nada y cometer los menores errores posibles de cara a la vuelta.

 

Cuando todo parecía encaminarse al empate, los dos bandos tiraron sus respectivos golpes. Primero fue Chivas en un contragolpe en el que Pulido buscó ir a gol, rebotó su disparo en la defensa, lo que sirvió para que el balón saliera a la ubicación de Pizarro, quien no desaprovechó el regaló y con un sutil toque ante la salida de Talavera, puso a la visita en ventaja.

Leer 133 tiempos

Dejar un comentario

Asegúrese de introducir la información (*) requiere que se indique. Código HTML no está permitido.